¿Para qué sirven las incrustaciones dentales y cuándo se realizan?

 
inscrustaciones dentales

Las incrustaciones dentales son restauraciones parciales de los dientes que sirven para repararlos después de que hayan tenido alguna caries. Eso sí, siempre y cuando hayan sido caries leves o moderadas y que no sean muy frecuentes. También se suelen utilizar para cubrir grietas o incluso alguna fractura que no sea muy grande y permita la colocación de alguna de los distintos tipos de incrustaciones dentales que existen.

Lo preferible es que vengas a nuestra clínica dental de Valencia o a tu dentista de confianza y le preguntes si es una buena opción para ti.

¿Cuándo se realiza una incrustación dental?

Normalmente las incrustaciones dentales suelen utilizarse en los dientes molares. Vamos, los dientes que están más hacia el fondo de la boca. Se coloca a medida de la pieza dental y se hará una especie de pasta cementada que cubrirá todo el hueco que haya dejado la caries, grietas o fracturas.

Pero tu diente deberá de reunir una serie de factores o condiciones que el dentista tendrá en cuenta para la colocación de la incrustación dental. En caso de no cumplir, se tendrá que valorar otro tipo de tratamiento que sea más eficaz al problema detectado.

Condiciones para poder poner una incrustación dental

Uno de los factores es que el diente debe de tener una forma normal. Por lo que no podrá estar partido completamente o que le falte algún trozo grande.

La corona del diente debe de tener un tamaño adecuado para que pueda retener la incrustación y no se sobresalga por los laterales de la muela.

Otro factor que tendrá en cuenta será que haya una higiene dental rigurosa y no haya demasiadas caries repartidas por diferentes piezas dentales.

¿Qué tipos de incrustaciones dentales existen?

Antes que nada, los diferentes materiales que se utilizan.

Hace unos años atrás se solían utilizar materiales como la amalgama o el oro. Son materiales con una gran resistencia y aguantan bastante bien el paso del tiempo. Pero eran materiales que requerían un número elevado de sesiones para su colocación y en el caso del oro, era más caro que otros materiales con las mismas prestaciones.

Por eso hoy en día ya no se suelen utilizar tanto debido a que materiales como el composite o la porcelana han traído ventajas en su estética como en su fácil colocación y un precio más equilibrado.

Las incrustaciones de composite

En el caso de las incrustaciones de composite se suelen colocar en una sola sesión. Estéticamente quedan muy bien ya que tienen un color que imita la tonalidad del diente y son duraderas, aunque suelen sufrir algunas fisuras pasados los 5 años.

Y las incrustaciones de porcelana

En el caso de la porcelana estaríamos hablando de un material resistente con el paso del tiempo. Suelen tener una vida de más de 20 años y además su diseño las hace ser estéticas y resistentes a las manchas.

Los diferentes tipos de incrustaciones según la gravedad del daño en la pieza dentaria

En este caso, podemos encontrar tres tipos diferentes de incrustaciones dentarias según la gravedad a la que se enfrente la pieza dentaria.

La incrustación Inlay es la que se utiliza para restaurar las caries que son más extensas y están ubicadas justo en la zona media de las muelas. Da igual si la muela está en la parte superior de la mandíbula o en la inferior. Lo importante es que la carie no toca el pico más alto de la muela.

La incrustación Onlay es la que se encargará de cubrir y reparar toda la zona de la mitad de la muela y podrá restaurar por lo menos, uno de sus picos.

Y, por último, la incrustación Overlay es la incrustación más radical. Se encarga de reparar tanto la zona media de la muela, como todos los picos que hayan sido afectados por la caries.

¿Qué ventajas tiene la colocación de incrustaciones dentales?

Una de las ventajas de la colocación de incrustaciones dentales es que son tratamientos poco invasivos e intentan conservar la estructura del diente y no dañarlo.

La colocación de incrustaciones permite recuperar la funcionalidad completa de la pieza dañada y evita que haya posibles fracturas en caso de no tratar la caries.

Algo muy positivo es que tienen una resistencia duradera y no necesita un gran esfuerzo para su mantenimiento.

No necesitan retocar el diente para su colocación debido a que se adaptan al hueco donde irán colocadas y se integran de forma muy rápida. Son restauraciones que aportan una tonalidad muy parecida a la pieza dentaria y la hacen ser estéticamente bonita.

Pero recuerda que…

Para poder realizar la colocación de las incrustaciones dentales es necesario que haya fracturas o grietas muy grandes. Incluso si las caries son poco habituales y se tiene una higiene adecuada.

En el caso de tener el diente muy dañado tendremos que valorar otras opciones como por ejemplo el tratamiento de endodoncia.

Si tienes caries y necesitas ponerle solución antes de que sea tarde, puedes pasarte por la Clínica dental Reverte en Valencia y te informamos sin compromiso para ti ni para nosotros.

Entradas relacionadas

Ver todas