Blanqueamiento

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético totalmente conservador con el tejido dentario. Se aplica a los dientes que han cambiado de color y puede realizarse tanto en la consulta como en el propio domicilio, siempre previa revisión y siguiendo las pautas recomendadas por el odontólogo.

 

Ponemos sobre los dientes el agente blanqueador y un gel protector en las encías para evitar cualquier molestia derivada del procedimiento.

 

El proceso de blanqueamiento dental dura  aproximadamente unos 30 minutos, durante los que se realizan habitualmente tres aplicaciones de agente blanqueador (cada 10 minutos).

 

Para conseguir un resultado exitoso, el blanqueamiento en la consulta se combina con un blanqueamiento dental domiciliario que el paciente se aplicará en casa durante un tiempo determinado según la necesidad de su caso concreto, y siempre siguiendo las pautas indicadas por nuestros odontólogos.