Tipos de ortodoncia que pueden dejarte tus dientes rectos y sus precios en Sagunto y Valencia

 
ortodoncia valencia

Aunque llevar aparatos suele ser una molestia porque añade unos hierros a nuestra imagen y son más incómodos de llevarlos que no llevarlos, tienen grandes ventajas que hacen que valgan la pena.

Eso sí, siempre bajo nuestra recomendación o la de tu dentista. No son necesarios en todos los casos por muy de “moda” que parezcan. Lo más importante es saber si necesitas llevar ortodoncia y qué tipo de ortodoncia es la que mejor se adapta a ti.

Llevar aparatos no es necesario solamente porque vayan a alinearte los dientes, que también, ni porque vayas a tener una sonrisa más bonita, que sí. Tampoco porque sea un tratamiento que mejora la boca casi para siempre, que también.

Es por algo tan importante, como que serán tus dientes, pero bien puestos. No otros dientes, no artificiales, no. Son los dientes con los que creciste que se colocan bien, para proteger la salud de tu boca.

Si los dientes están bien colocados, tendrás una mordida correcta, que no cause desgaste en otros dientes y tampoco quedarán huecos ni zonas donde no llega el cepillo y se creen caries o infecciones.

Eso es lo mejor de la ortodoncia.

Realmente el tiempo de llevarla acaba pasando muy rápido, pero los beneficios duran mucho tiempo.

Pero, ¿realmente cuándo necesitamos una ortodoncia?

No todos necesitamos una ortodoncia. Los dientes que estén en una correcta posición y que tengan una buena mordida no suelen necesitar este tipo de tratamiento. Aguantarán saludables durante un largo tiempo más.

La necesidad de iniciar un tratamiento de ortodoncia puede variar en cada persona. Es necesario ir realizando revisiones para comprobar que no existen caries o algún otro problema en los dientes, que deba tratarse antes de iniciar la ortodoncia.

Algunas de las razones por las que es recomendable iniciar un tratamiento de ortodoncia es para mantener, por ejemplo, los espacios entre los dientes. Es un problema muy habitual sobre todo en los niños. Por eso, en la etapa de cambio de dientes de leche, los aparatos de ortodoncia les ayudan a mantener o crear espacios nuevos a la vez que van apareciendo los nuevos dientes, que serán los definitivos.

La ortodoncia también resulta muy eficaz en caso de dientes apiñados o que estén torcidos. No solo mejora la estética de la sonrisa, si no que ayuda a conservarlos sanos durante más tiempo gracias a una mejora del cepillado. Evitando así, problemas de higiene como la gingivitis.

Y ya que hablamos de la limpieza bucodental, no nos podemos olvidar de las famosas caries. Los dientes torcidos crean espacios perfectos para que la placa o suciedad y bacterias encuentren un sitio donde instalarse y crear esas caries. Aunque te cepilles varias veces al día los dientes, será muy complicado que tu cepillo pueda quitar los restos de comida más escondidos. Por eso, los dientes torcidos suelen ser más propensos a desarrollarlas.

Además, los dientes alineados funcionan de mejor forma y no se desgastan tan rápido con el paso del tiempo.

Una parte fundamental en nuestra boca son las encías. En el caso de tener los dientes mal colocados tienden a recibir la fuerza de la mordida de forma incorrecta y esto puede sobrecargar las encías y los huesos que sujetan las piezas dentales. Creando un desgaste innecesario de las encías que puede llevar a complicaciones más importantes a la larga.

En el caso de la mordida, si hay una mala posición de la mandíbula puede llegar a provocar el desgaste en los dientes, porque al masticar rozan más y encima son menos eficaces al masticar la comida.

Y todo esto no sería nada sin dolor.

En la boca podemos encontrar una articulación que se llama Temporomandibular, que une los dos maxilares. Si los dientes están cada uno mirando hacia un sitio o hay una mala mordida es probable que nos duela la mandíbula. Los músculos tienen un exceso de trabajo en la boca y les cuesta estabilizar la articulación creando dolor en la cabeza, cuello, oído y por supuesto dolor muscular en la boca.

Tipos de tratamientos de ortodoncia más comunes

La ortodoncia convencional

Otro tipo de ortodoncia es la llamada ortodoncia convencional o metálica. Los llamados “aparatos” o “brackets”. Es uno de los tratamientos más usados en Sagunto y Valencia.

Consiste en colocar unas piezas metálicas llamadas brackets en la cara externa de los dientes. Cada bracket se engancha en la superficie sin traspasarlo.

Este tipo de ortodoncia se adapta muy bien para corregir los desniveles de los dientes. 

Suelen ser económicos y fáciles de limpiar. Pese a ser un tipo de ortodoncia muy usada en adolescentes, cada vez son más las personas de edades superiores que deciden empezar este tratamiento por la sencillez del mantenimiento y por su precio.

La revolución de la ortodoncia lingual

Está siendo una revolución en el tratamiento de la ortodoncia. Son unos brackets de metal que van colocados en la parte posterior del diente. Es decir, la cara no visible del diente, la de dentro. De esta forma, consiguen ser invisibles ya que al ir colocados en la parte posterior, no llegan a verse en el caso de sonreír. Es una opción perfecta para aquellos adultos y adolescentes que quieren llevar un aparato innovador, eficaz y que buscan la mejor opción estética.

En muchas ocasiones se colocan después de retirar la ortodoncia convencional. Se pueden llevar más tiempo y asegurar la fijación de los dientes.

El inconveniente es que a veces este tipo de ortodoncia no es suficiente para tener los dientes rectos y es necesario poner otro tipo.

La ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible está intentando sustituir a los aparatos de metal. 

Son unos alineadores transparentes de silicona o un material muy parecido al plástico que permite que los quites y los pongas cuando quieras. Por eso es muy práctico, ya que te los puedes poner por la noche al dormir y durante el día si vas a estudiar o a trabajar. Y al comer te los puedes quitar con facilidad.

Así te puedes lavar los dientes sin tener que esquivar los hierros de los aparatos convencionales.

No todo el mundo puede optar a este tipo de ortodoncia, porque hay veces que otros tratamientos son necesarios para corregir ciertas disfunciones de los dientes.

¿Cuál es el precio de ponerte ortodoncia? 

Precios en Sagunto y Valencia.

Antes de iniciar ningún tratamiento de ortodoncia es muy importante valorar las mejores opciones según el estilo de vida lleves. Es decir, si te molesta mucho o no que se vea el aparato o si necesitas que sean prácticos o te da igual llevarlos puestos todo el día.

Una vez sepas tus preferencias es importante comentarlas con el dentista para que podamos darte la mejor elección de todas las opciones posibles.

En cuanto al precio, ten claro que cada paciente no tiene las mismas características y no necesitan el mismo tratamiento. Por eso, el precio puede variar según las necesidades que se requieran.

Puede rondar los 1.500€ en el caso de una ortodoncia convencional para niños o unos 4.000€ en el caso de una ortodoncia lingual.

Pero para saber el precio exacto del tratamiento que necesitas, puedes visitarnos para que podamos hacer la exploración y darte toda la información de lo que es necesario en tu caso.

Si no necesitas ortodoncia, también te lo diremos.

Entradas relacionadas

Ver todas