Incrustaciones
estéticas sin metal

Las incrustaciones estéticas sin metal son pequeñas porciones de cerámica  que sustituyen partes de dientes que se han fracturado o que sufren una caries. Son la mejor opción, antes que los tradicionales empastes.

 

Es un tratamiento mucho más conservador que una corona (o funda) ya que para colocar una incrustación no hay que eliminar tejido dental sano.

 

Desde el punto de vista estético, una incrustación cerámica mimetiza mucho mejor que una corona cuando se coloca sobre un diente, dando un resultado totalmente natural.